e-Skyactiv

la tecnología eléctrica de Mazda


El motor eléctrico de Mazda, denominado e-Skyactiv, combina una batería de iones delitio y un motor eléctrico con tecnologías que son el resultado de la filosofía de desarrollo centrado en el ser humano. Ofrece a los conductores una experiencia de conducción totalmente eléctrica suave, tranquila y fluida en la que el coche responde de manera fiel a las intenciones del conductor.

Además del propio motor, el sistema e-Skyactiv incluye un inversor, que convierte la corriente continua de la batería en corriente alterna para propulsar el motor, además de un transformador CC-CC para reducir la tensión con la que se alimentan los equipos auxiliares de 12 V, como el sistema de sonido. Estos componentes se integran junto con el motor síncrono de CA refrigerado por agua y una caja de conexiones; todos ellos combinados en una unidad de alta tensión que se ha desplazado hacia la parte delantera del coche. La batería de 35,5 kWh (ubicada debajo del suelo) se seleccionó para lograr un equilibrio óptimo entre autonomía de conducción y emisiones de CO2 durante toda su vida útil, es decir, desde la obtención de las materias primas utilizadas para su fabricación hasta su reciclaje final. Una batería más pequeña también pesa menos, lo que mejora la agilidad y la eficiencia, además de disminuir la huella medioambiental del coche.

Sistema innovador, equilibrio ecológico

El sistema e-Skyactiv se puede cargar con CA convencional (hasta 6,6 kW) o mediante la opción de carga rápida con CC (máx. 40 kW), compatible con el conector estándar COMBO (Tipo 2). La carga desde un nivel del 20 % al 80 % se realiza en unos 36 minutos con alimentación CC o unas 3 horas con alimentación CA. Los puertos de carga se encuentran en la parte posterior derecha.

El sistema e-Skyactiv se lanzó en 2020 con el Mazda MX-30¹, el primer modelo 100% eléctrico de la marca, con una potencia máxima de 107 kW/145 CV y 270,9 Nm de par. La autonomía de 200 km (WLTP) del Mazda MX-30 supera en gran medida los 48 km que recorre a diario de media un conductor europeo².